Archivo

Posts Tagged ‘Violencia’

No te abandono…

11 junio, 2012 1 comentario

Ofrezco disculpas a este espacio y a sus dos lectores por no mantenerlo actualizado.

Mi vida dio un cambio radical y estoy más ocupado que nunca. Afortunadamente tengo mucho trabajo y mi vida está realmente ocupada.  Sólo por actualizar. Ya me tatué de nuevo. Compre una cámara nueva y estoy empezando una relación nueva. ¡Todo en un mismo día!

Ya después contaré con más detalle todo lo que me acontece.

Y cuando tenga algo realmente interesante que postear, también lo compartiré.

Por lo pronto les comunico que me uní al Boicot contra la Euro 2012 por la sádica eliminación masiva de perros callejero por el gobierno ucraniano.

Cualquier ser vivo vale más que un partido de Futbol.

Gracias por asomarse por acá y que tengan un excelente inicio de semana.

Anuncios

Hoy me recordaron…

Que tengo esa sensible neurona que está a punto de mandarlo todo a la mierda.

Hoy tuve a a una de las peores clientes del mundo. Y por instantes estuve tentado a responderle con groserías pero me supe contener. Lo peor fue la  como se le dice vulgarmente “muina” que hice. Ese sentimiento de impotencia por no poder responder como cuanod estabas chamaco y te agarrabas a golpes. Llegaba alguien y te separaba pero te quedabas con la impotencia de no poder sonarte al otro mocoso.

Juro que quise golpear a esa mujer…

Pocas veces pierdo la paciencia a ese punto. Y no me justifico diciendo que no soy un golpeador de mujeres. No, no lo soy, pero ella en verdad lo merecía. No se vale que gente sin educación pueda andar por el mundo insultando y haciendo lo que quiere creyendo que su actos no provocan consecuencias.

Juro que me hervía la sangre y me calenté demasiado. Lo peor, es tener que fingir ante los demás, cuando todo mundo se dio cuenta de que te sacaron de quicio.

Más tarde y más tranquilo, pregunté si en caso de haber respondido al insulto me hubiese traído consecuencias. La respuesta fue obvia. Podría perder el trabajo. A estas alturas, hice un análisis y dije: Ok. La próxima vez que escriba sobre alguien que me hizo enojar en el trabajo:

Creo que estaré desempleado….

Que tengan un buen fin de semana.

No me quiero enterar…

3 febrero, 2012 Deja un comentario

¿Cuántas veces no le hemos dado vuelta a un asunto?

Así he estado yo, dándole vueltas a este post. y más que a este post, a la razón de éste.

Sólo vi el titular y de inmediato quise sacarle la vuelta. No conozco la historia, no conozco los motivos y no quiero conocerlos tampoco. el hecho es que supe que hubo 73 muertos en Egipto tras un partido de futbol.

La pelota se manchó.

He visto que jugadores se retiraron tras los incidentes y hoy vi un titular que anunciaba una foto de una butaca manchada de sangre aunque tampoco le di seguimiento.

Esos hechos me duelen. 

No entiendo cómo el deporte más hermoso del mundo puede involucrarse con tragedias. No me cabe en la cabeza que el fanatismo llegue hasta las tribunas y se desahogue en forma de violencia.

¿A dónde vamos a ir a parar?

Quiero seguir en la ignorancia sobre el suceso y no quiero indagar, porque irremediablemente me voy a deprimir mucho más de lo que ya estoy. Sólo me queda orar y pedir porque la violencia sea erradicada de todas formas.

No se vale

Soñé que me disparaban…

7 septiembre, 2011 6 comentarios

Ya no sé qué ocasión es, pero estoy seguro que son varias ya.

Anoche soñé que me disparaban. Y como suelen ser todos mis sueños (de los que me acuerdo), fue tan lúcido…

Estaba en el Centro de la ciudad, no recuerdo quién me acompañaba pero de repente empezamos a ver cómo por una calle angosta empezaban a llegar decenas de camionetas del ejército, la armada y la marina. Algunas en sentido contrario a la circulación.

Alguien empezó a hablar y recuerdo que un militar con señas le pidió que se callara, que no  hiciera escándalo.

Yo al ver la cantidad impresionante de elementos, sentí temor y opté por tratar de huir, pero las calles estaban sitiadas, y el único recurso que tuvimos fue quedarnos en la banqueta todos amontonados, pegados a los negocios y a los automóviles que estaban estacionados sobre la acera.

El hombre que nos tenía en completo silencio, de repente alzó la voz y trató de identificar a una persona.

-¿Es usted el Pelón? – Gritó con furia y algunas palabras altisonantes.

De repente un hombre delgado, con el cabello rizado y alborotado saltó de entre la muchedumbre y empezó a proferirles insultos, como si se quejara de que estuvieran violando sus garantías o lo molestaran sin deberla ni temerla.

Fue entonces cuando lo encañonaron. Sonó el primer impacto y el pánico general…

La gente empezó a correr despavorida y entre ellos su servidor.

Contrario a lo que dije, que correría como alma que lleva el diablo, mis pies se sentían pesados. Las piernas se me doblaban y con andar torpe apenas pude cruzar una cuadra y ocultarme tras un automóvil. Desde allí vi cómo “El Pelón” sacaba un arma larga de grueso calibre y empezaba a disparar sin sentido, como si el arma se dirigiera sola y él no pudiera controlarla. Yo sólo veía los disparos pegar contra el suelo y zumbar por el aire.

De pronto él se tiró al suelo y a esa altura empezó a disparar. Yo que estaba tras un auto, sobre el suelo, por alguna razón estúpida evitaba tirarme completamente al piso, pues el mismo estaba lleno de aceite y no quería mancharme. Además de que la grasa impedía que me moviera con facilidad y el arrastrarme pecho tierra era imposible.

Harto de no poder avanzar, me puse de pie y fue cuando el agresor advirtió mi presencia y soltó una ráfaga que cual  película de matrix vi pasar las balas a mis costados, pero no pude evitar una que me dio directo en el abdómen.

Caí al piso, con un fuerte dolor y aunque sentía que el estómago me quemaba, me puse en posición fetal, como si eso fuera a sacar la bala de su lugar. Por extraño que parezca resultó e introduje mis dedos por el agujero y logré sacar la bala. extrañamente salió completa y no fue sólo la ojiva. El problema ya sólo sería la hemorragia.

En algún momento, por lo títere que soy, pensé en tomarme una foto a la herida con el blackberry y subirla, para avisar que estaba herido, y por si la quebraba, alcanzar a despedirme. Pero la preocupación por mi bienestar me hizo seguir el camino y alejarme del desmadre.

Llegué a un edificio que estaba como en ruinas y como pude subí unas escaleras que me llevaron directo hacia el techo. Desde arriba tendría una perspectiva general de lo que estaba sucediendo. ¿Por qué putas me subí al techo en vez de buscar ayuda? No tengo idea, así son de extraños los sueños.

A los pocos minutos, llegaban soldados a mi  lado para brindarme atención. Recuerdo que con las pocas fuerzas que me quedaban, me recargue contra una reja y a punto de caer, me aferré a ella la mano derecha, y sentí dolor en mis dedos, pues todos ellos resistieron el peso de mi cuerpo para no caerme al piso.

Un soldado me ayudó a ponerme de pie y yo que no había visto la gravedad de la situación, vi cómo mi playera tenía un agujero y estaba completamente ensangrentada, mientras él la cortaba para analizar la herida, fue cuando realmente me asusté. El hecho de que hubiera sacado la bala y que pudiera moverme todavía me hacía pensar que realmente había sido algo superficial. Pero mi piel estaba quemada y ya empezaba a verse como si se tuviera pudriendo.

Recuerdo escuchar helicópteros. Me tendieron sobre una camilla y cerré los ojos. Después desperté…

Lo primero que hice fue llevarme las manos al vientre y verificar que no tuviera nada. Por extraño que parezca sí sentí el dolor abdominal, pero eso fue parte del ejercicio que hice un día anterior. Afortunadamente fue sólo una pesadilla.

 

¡Qué dolor!

21 agosto, 2011 Deja un comentario

Anoche leí algo sobre esta noticia, pero al ver estas imágenes me derrumbé bien cabrón…

Qué impotencia, qué dolor, qué coraje.

Se metieron con algo de lo que más amo… El futbol.

No tengo palabras para expresar el repudio por estas situaciones y más porque es un una ciudad que me dio muchísimo y con la que siempre estaré agradecido.

Hoy todas mis oraciones van para Torreón y su gente, y ruego e imploro que termine esta estúpida guerra.

Cuídanos Diosito 😥

 

 

Categorías:Sin categoría Etiquetas: ,

What’s wrong with the world?..

No pude evitar llorar al ver este video…

Algo no anda bien conmigo…

1 agosto, 2011 2 comentarios

Úrgeme a la de ya, realizar un viaje…

sueños raros

encuentros bizarros

brotes intempestivos de violencia

odio irresponsable

deseo reprimido

furia contenida…

se me están acumulando energías negativas y eso no está bien.

Soy una mina que alguien pisó pero se dio cuenta a tiempo y no puede despegar el pie…

“El salvajismo se esconde bajo la camisa bien planchada de la decencia”…(Salman Rushdie, Vergüenza)

Categorías:Sin categoría Etiquetas: ,