Archivo

Posts Tagged ‘mis sueños realistas’

Mi ex me bateó…

sí, de nuevo… pero ésta vez en mi sueño.

Desperté, en el sueño y ella estaba en mi casa, en otro cuarto y había dejado el desayuno sobre la mesa. Me senté y lo degusté a medias y pensando qué carajos hace aquí…

Me levanté y fui al cuarto donde ella estaba sobre la cama, recargada en la cabecera y pensativa. Sonrió al verme y me le acerqué pero me evitó. Me dijo que tenía que llamar a su madre y que su camioneta estaba dañada. Estábamos en la casa de Virreyes, en la que yo vivía anteriormente y su vehículo estaba a tres cuadras de allí.

Yo me quedé en la cama y me volví a dormir y cuando desperté ya no estaba, se había ido a la escuela. Yo tenía que ir también y ese día llegué tarde. Hice un recorrido en autobús para llegar a la prepa. Era un trayecto de casi una hora y tenía que tomar dos rutas.

Al llegar una maestra me entretuvo y no me dejaba entrar a las aulas. Tuve que idear una estrategia para escabullírmele, y cuando al llegué al salón, ella era la que daba la clase, de modo que tuve que entrar a hurtadillas sin pedir permiso para evitar que me negara la entrada. Era mi profesora de química de la prepa, una mujer chaparrita de cuerpo robusto y cabello quebrado, a quien alguien pícaramente se encargó de bautizarla con el apodo de Carmen Salinas (una actriz mexicana de avanzada edad, famosa por sus lenguaje florido y vulgar, además de caracterizarse por no tener pelos en la lengua y decir las cosas como son. Obvio, también excelente actriz).

Ya dentro del salón tuve que buscar lugar para sentarme y sólo había uno casi hasta adelante, entre los alumnos más destacados y pensé: carajo, si me siento allí me van a torcer de inmediato, nunca fui de los alumnos prodigios, y mi conducta por supuesto nunca fue ejemplar.

En ese lugar estaban repartidos compañeros de la secundaria, la prepa y la universidad. Y de pronto llegó el director a imponernos un examen sorpresa. Yo no traía lápiz ni pluma y nadie quería facilitarme ninguno, además de que no quería llamar la atención, pues según yo evitaba que me vieran.

Fue algo frustrante y luego desperté, ya en la vida real y me vine a postear esto.

No cabe duda que ando mal de a madres. Y prefiero no buscarle significado a los sueños, no vaya a ser que me entere de algo desagradable…

Anuncios

Soy un héroe…

en mis sueños :s

Aunque no va directamente relacionado, sigo teniendo pesadillas recurrentes con que mi cámara falla. Creo que le he tomado demasiado cariño a una posesión material, así que el día que verdaderamente deje de servir, voy a pasar un muy mal rato.

Lo del héroe fue otro sueño muy extraño.

Caminaba por una vereda cuando pasé junto a un volkswagen y vi que alguien amenazaba al conductor con una navaja, tratando de asaltarlo.

Recuerdo que llevaba compañía femenina pero no recuerdo ni asocio quién era y cuando vimos la situación, ella apresuró el paso, pero yo después de dar varios pasos me detuve en seco. Sabía que algo no estaba bien y empecé a buscar piedras al menos para descontar a los asaltantes. Al no tener nada a la mano, opté por aventarles el celular, con tan mal puntería y poca fuerza, que apenas pude lanzarlo algunos centtímetros.

No sé si les haya pasado, pero en mí es bastante común que cuando sueño que me lío a golpes con alguien, por más fuerza que saque para golpearlo, mis golpes no dan en el objetivo y los brazos se me vuelven súper pesados que apenas puedo moverlos.

Así fue con el celular, aunque gracias a mi acción valiente de manera mágica, empezaron a aparecer muchas piedras en el piso, incluso rocas enormes, que sin reparo empecé a tomar para lanzar, aunque sólo recuerdo haber atinado una vez en la cabeza del malechor, hecho que lo distrajo e impidió su cometido.

El ladrón también estaba acompañado por una mujer, aunque ambos llevaban máscaras de cerdo, quiero creer que para evitar ser identificados. Afortunadamente logramos someterlos y en lo poco que recuerdo, mucha gente se unió a la detención de los delincuentes. A alguien se le pasó la mano y con la misma arma de ellos optó por herir a la mujer en la espalda.

De allí ya no recuerdo gran cosa, sólo recuerdo que mi sueño terminó al ver las máscaras en el piso con manchas de sangre.

No sé qué signifique o representé, pero al menos sé que mi conciencia no anda tan mal, claro eso siempre y cuando no haya participado yo en los hechos de sangre…

¿Será que estoy más cerca?

Del verdadero despertar de conciencia…

En los últimos días me he estado metiendo de lleno a lecturas  y archivos podríase decir que clasificados. He encontrado muchísima información valiosa y que podría decirse que nos han ocultado, y aunque no la he tomado en serio al 100 por ciento en serio, hay muchísimos datos lógicos y sorprendentes.

He estado tratando de cambiar mis hábitos, sobre todo los negativos, que aunque es muy difícil, sí he tratado de hacer varios esfuerzos, y poco a poco he visto el cambio. He estado obteniendo una tranquilidad y una paz mental un poquititito más sana. Me falta aún demasiado, pero si sigo por el camino, algún día lo lograré.

Esta mañana una voz me ordenó que releyera el corpus hermético de Hermes Trismegisto. Quiero pensar que es porque anoche me dormí un poco molesto.

Además soñé que iba a un concierto con una persona con la que no tengo una muy buena relación que digamos. Fue extraño, pero estos últimos días he estado pensando mucho sobre la intolerancia, incluso tenía pensado escribir un post sobre eso, pero lo he ido postergando.

Además volvió a aparecer mi cámara en el sueño, otra vez fallando, aunque fue una falla en esta ocasión humana. Cuando intentaba tomarle una foto a mi acompañante con los miembros del grupo, resulta que la cámara no traía tarjeta de memoria, y eso me ocurrió ayer por la tarde.  Quité la memoria para pasar unas fotos a la computadora y ayer que según yo quise pasarle unas fotos a Paco, la cámara no traía la tarjeta. Lo extraño es que recuerdo haberla quitado de la laptop para volverla a poner, y ahora que checo la misma tampoco está aquí, o sea que esa tarjeta ya se hizo perdediza, tendré que darle una vuelta a la habitación para encontrarla.

Sigo teniendo mis sueños con mensajes y espero seguirlos teniendo hasta que descubra cuál es mi verdadero propósito en éste lugar.

Por lo pronto se auguran muchos cambios…

Gracias por leer.

Soñé con Serj Tankian

19 febrero, 2012 Deja un comentario

No lo recuerdo con claridad pero fue algo así…

Estábamos en una especie de estadio y yo estaba en la última grada, en lo alto del estadio, mientras trataba de arreglar mi cámara, la arreglaba y le intercambiaba los lentes. Mientras hacía mi chamba yo no ponía atención al partido y tarareaba la canción de SOAD, ATWA. Cuando para mi sorpresa justo debajo de mí Serj empezaba a cantarla también y se volvía para verme y sonreía, mientras ofrecía darme un autógrafo. Yo le decía que sí, pero que me esperara a que reparara la cámara para que la firmara, aunque luego reparé que era una idea estúpida, pues la cámara es completamente negra y no se notaría la rúbrica.

De modo que saqué una pequeña libreta que cargo en mi mochila y por alguna extraña razón, en una de las hojas había una foto de él, y con sorna me comentaba, “mira de cuando me veía más joven”, todo en perfecto español.

En el sueño sentí una especie de frustración, porque quería una foto con él y nunca pude reparar mi equipo. Quién sabe por qué sueño tan seguido que se me descompone.

Ya de allí, recuerdo que me invitó a una marcha de la ATWA y me habló de su activismo y eso es todo lo que recuerdo, pero de que es un tipazo, no me cabe la menor duda. Ojalá sea un de esos sueños que se vuelven realidad, tener la dicha de conocer a una de las mentes más inteligentes y comprometidas con el planeta, además de virtuoso musicalmente hablando.

Rescatar frases de sueños

8 febrero, 2012 Deja un comentario

“No estaba muerto, pero sé que este punto comenzó mi vida”…

Varias veces les he contado de mis sueños realistas, y por lo regular nunca los recuerdo, sólo en extrañas ocasiones.

Pues bien, he notado que a veces en mis sueños capto frases que me gustaría utilizar para cuentos o para poemas, pero realmente al despertar olvido todo o me arrepiento de no haberla anotado. A partir de ahora, cada que me acuerde de algo trataré de despertar para apuntarlo. Sé que muchas sonarán descabelladas o no tendrán sentido, pero tengo fe de que algo puedo rescatar.

En esta ocasión lo intenté, y aunque sé que no es exactamente lo que soñé es algo parecido.

En mi sueño me remonté a la carrera, recuerdo que Julio Cufarfán nos dio unos papelitos con frases de autores, del pasaje de algún libro. Creo que fue una especie de treta para ver si habíamos leído el libro y cada uno iba a tener que explicar el momento en que se había dicho la frase en base a la historia.

Yo no recuerdo cuál me tocó, pero las primeras palabras de este post, estaban en el papelito de una compañera. Tampoco recuerdo quién fue. pero me marcaron en ese momento, y en parte es algo que estoy viviendo. En estos momentos siento que estoy despertando. No del todo, porque me falta mucho por hacer, pero siento que ya estoy en otro nivel de entendimiento. Voy a preocuparme menos por cosas mundanas y voy a empezar a ver más por mí y por lo que me interesa.

Muchas veces he querido renacer, espero que este sea realmente mi momento…

Maté a Adam Sandler

1 febrero, 2012 Deja un comentario

No sé por qué razón tengo estos sueños.

Toda la noche estuve soñando que por los medios daban la noticia de que Adam Sandler aparecía muerto. En cuanto desperté, o sea en este momento, quise corroborar que no fuera cierto. Menos mal que no encontré nada.

Adam Sandler era mi comediante favorito y digo era porque últimamente su trabajo ya no me gusta. Siempre me ha gustado el humor bobo y la comedia de tipo física, ha de ser por eso que me encantan tanto Los Tres Chiflados.

Conocí el trabajo de Sandler, gracias a un amigo gringo que como novedades nos traía siempre el humor idiota de por allá, gracias a él también fui de los primeros en conocer South Park y Beavis and Butt-Head.

Recuerdo que no nos cansábamos de ver Billy Madison, una de sus primeras películas, en la que interpreta a un millonario junior que para impedir que uno de sus enemigos adquiera el emporio de su padre, se pone a estudiar todos los grados de escuela, incluso desde el preescolar. Aquí en México la bautizaron erróneamente como “Tonto pero no tanto” y creanme que era una cagada ir a los videoclubs a preguntar por la película y que te dijeran, “No, esa es de la India María y no la tengo”.

La última película que me agradó de Adam debió haber sido The Longest Yard, ya después de allí, su trabajo se me hizo aburrido ya no sobreactuaba ni gritaba tanto, cayó de mi gracia.

Pero bueno, no les voy a hacer resumen de su trabajo, porque para empezar ni siquiera se ha muerto, si gustan busquen sus películas y las ven.

Como anécdota, recuerdo que la última vez que vi a mi ex, me dijo “ya me pegaste el gusto por Adam”. Ella se reventó conmigo esas primeras películas que me gustaban y por supuesto que a ella le desagradaban bastante. Uno de los motivos de nuestras discusiones siempre fue que ambos hacíamos cosas que no nos gustaban por agradar al otro. Ya enojados nos lo echábamos en cara y pues eso no es sano en ninguna relación. Después ella encontró a alguien que  “tenía más cosas en común” y fue así como acabó todo, recordarlo ya no vale la pena.

El caso es que a ella ahora le gusta Adam, y le gustan todas sus películas nuevas, las que por supuesto a mí ya no me gustaron, así que en ese aspecto, me deslindo de la responsabilidad de supuestamente pegarle mis gustos jajajaa

Bueno y ya para no darle tanta rienda a este post, concluyo con que:

En estos momentos sé que mi mente no anda muy bien que digamos, pero tanto como soñar que una figura pública muere y en circunstancias sospechosas, creo que ya es demasiado. Espero que no haya sido yo el que lo mató, sólo porque ya no me gustaban sus películas :S

Radiohead, nos veremos de nuevo :D

1 diciembre, 2011 Deja un comentario

La anterior ocasión, en cuanto los boletos salieron a la venta, apenas entré a la página y con un simple click ya tenía mis boletos. Recuerdo haber estado unos minutos antes actualizando el estado de la página para que en cuanto empezara la venta mi solicitud fuera de las primeras, y así lo fue. En aquellas épocas tenía un trabajo estable y mucho dinero disponible en la tarjeta de crédito. Recuerdo que hice un tour de una semana, Dos días en el D.F. para ver a Radiohead, un día después a Torréón, para ver al Atlante en semifinales de la Concachampions, y dos días después a Monterrey, para ver a Enrique Bunbury, creo que por mucho la mejor semana de  vacaciones de mi vida.

En esta ocasión las circunstancias son diferentes. No tengo trabajo estable, la tarjeta de crédito apenas tenía el mínimo disponible, eso porque todo lo que he ganado últimamente lo he estado metiendo allí. Aún no sé cómo voy a viajar y además voy a tener que pedir asilo de nuevo a algún amigo de por allá y me volveré a convertir en una molestia.

Confieso que tuve que mentir a una invitación…

Hoy fue el día que una de las manifestaciones de Indignados Coahuila se haría presente y dos amigos me invitaron a participar. No soy activista al 100%, pero al menos he tratado de influir en que la gente despierte ante las injusticias de nuestro gobierno. Además de que aún no estoy muy convencido de esa manifestación, pues aunque digan que son apartidistas, es muy parecida a una campaña que tiene el PAN. De todos modos tendré que ir a corroborarlo y no hablar nomás porque es algo que sospecho.

Pues bien, el día empezó más o menos así… Desperté totalmente desconcertado, porque soñé que se madreaba el lente de mi cámara. Así sin más estaba en un evento y el lente explotaba, así literal explotaba y yo estaba desesperado tratando de recoger las piezas para llevarlas todas a reparar, y mi desesperación aumentaba pues se me caían pequeños tornillos debajo de las mesas y mis manos estaban tan ocupadas que no podía hacer cargo de todas las piezas. Fue un sueño feo 😦

Luego recorde lo de la manifestación y aunque me estaba animando a ir, recordé que hoy empezaba la venta de boletos, por lo que opté por declinarla. Esperaba que un amigo, al que le compré sus boletos en la ocasión anterior, me comprara el mío, (Esa es una historia aparte, porque el ojete me hizo comprarle los boletos y al final no los quiso)… Al comunicarme con él esta mañana me dijo que se le había olvidado su tarjeta y que iba a comprar de los más baratos, obviamente yo le pedí de los de adelante, así que no me convenció mucho que digamos. La idea era que me los comprara y en cuanto yo obtuviera algún ingreso, se lo remuneraría.

El caso fue que se me hizo que ponía trabas, y opté mejor por disponer del poco dinero que tenía y depositárselo a la tarjeta. con ese poco alcanzaría para mi boleto, pero sólo para el mío, en esta ocasión no hay oportunidad para invitar a alguien, como siempre lo hago cuando voy a los eventos. De hecho me siento raro de haber comprado un solo boleto.

Ahora, ya no tengo para pagar la renta de mi negocio, pero ya saldrá dinero de algún lugar para pagarla. Sé que Dios proveerá 🙂 aunque también estoy dudando un poco, pues siento que por alguna extraña razón, algo no quería o quiere que vaya.

Salí al banco con anticipación, y al llegar vi una fila enorme, dije, carajo, no voy a alcanzar para llegar a tiempo. Como por arte de magia la fila avanzó rapidísimo y creí que sería una buena señal. Al estar en la caja la señorita me notificó que tenía preautorizado una tarjeta nueva, a lo que me negué inmediatamente, pues lo que ya quería era regresar a casa para empezar a repetir el proceso de la ocasión anterior. Ya estando en el auto pensé, pendejo hubiera dicho que sí y hubiera tenido un nuevo crédito, suficiente para pagar mis boletos y el viaje, aunque después dije, nel ni madres, lo que ya menos quiero son deudas.

Llegué faltando casi 20 minutos para que empezara la venta, y como últimamente el internet ha estado fallando, dije , al carajo la conexión inalámbrica, me conectaré directo al módem para evitar tragedias. 

Como cosa hecha adrede, el módem empezó a fallar y a reiniciarse. La red no se identificaba y mi internet me empezó a jugar una broma absurda. Los boletos para estos eventos vuelan en cuestión de minutos, y como es tanta la demanda, se satura rápidamente la red. Opté por utilizar la aplicación de ticketmaster en Blackberry y el puto aparato también se alentó. Imaginen mi desesperación. Llegué al grado de patear el módem pero lamentablemente en este caso, la vía mexicana de arreglar las cosas a golpes, no funcionó.

Tuve que desconectarlo y conectarlo varias veces, y cuando parecía que funcionaría, se reiniciaba de nuevo. Pensé, definitivamente me tendré que rendir. Luego de 40 minutos de lucha, al fin el internet se reestableció y como pude tecleé, mal para variar, la dirección del sitio. Afortunadamente ya en el motor de búsqueda tenía guardada la dirección del evento y me pude conectar. Al intentar comprar el boleto, primero me salió la leyenda que ya no había disponibles, que intentara de nuevo. Lo hice de nuevo y me indicó que buscara de otra sección. Como este su servidor es un necio empedernido, dije, ni madres, tiene que haber, y así me tuvo como por cinco minutos esperando a que encontrara mi lugar, durante este proceso, apreté fácil unas cinco o seis veces la tecla F5, a pesar de que se recomienda no hacerlo o perdería mi lugar en la fila de espera. Aunque eso es una vil mentira, pues en ocasiones te redirige a mejores asientos que otra persona no compró y que le habían sido asignados. A mí lo que me importaba no era el lugar, sino asegurar el boleto, además de que como es parado, habrá que irse temprano para agarrar buen lugar.

Cuando al fín parecía que me daría mi lugar, la página me marcó error, así que sólo le di volver a cargar y volvió a aparecer, con el mensaje de espera. Al principio me asusté porque creí que el internet se había caído de vuelta. Y por poco maldigo de nuevo mi suerte. Así después de varios intentos al fin encontró mi lugar. Como en ticketmaster he comprado en varias ocasiones con diferentes tarjetas, tuve que escoger la última que había utilizado y me marcó que había un error con el banco. Fuck, no puede ser! Afortunadamente el tiempo para realizar la transacción se había duplicado y actualicé los datos de la tarjeta, pues como la anterior se me venció en Septiembre, sólo era cuestión de cambiar la fecha de vencimiento.

Así segundos después, la página me volvió a marcar error. Algo definitivamente estaba en mi contra, por lo que le di de nuevo actualizar, y en esta ocasión me apareció la confirmación de la compra. Supe que ya era genuina, porque de inmediato el Blackberry vibró con la notificación de un nuevo mensaje. El que te mandan al mail con el agradecimiento por tu compra.

El alma me volvió al cuerpo. La ansiedad desapareció y mi felicidad se incrementó. Aún no sé cómo carajos voy a costear el viaje, y si aún estaré vivo para esas fechas, pero de que encontraré la manera, y el dinero, sé que como lo he repetido hasta el cansancio… Dios proveerá 😀

Así que Thom Yorke y compañía, nos veremos en Abril, en un abril que tendrá que ser diferente a todos los demás. Espero que se reivindiquen y me vuelvan a tocar Exit Music (For a Film), pero esta vez de manera correcta y trataré de conseguir una cámara decente para traerme buenos recuerdos.

Ahora a esperar con ansias de quinceañera en celo, el puto mes de Abril 😉