Todo cuenta cuando no hay nada…

Veeerga. ¿Por dónde empiezo? Bueno como ya leyeron anteriormente volví a ver al amor de mi vida y dentro de los capítulos que vivimos en esta ocasión, fue la de conocer a una banda nueva. Como le mencionaba a un amigo. Siempre que conozco una banda nueva, tiene una rola que es como una patada en los huevos para mí. O sea que me define o que describe exactamente lo que estoy viviendo.

En el escenario cerraron con esta canción y ya con más calma cuando le puse atención al escucharla en casa, descubrí que describía nuestra situación a la perfección. No les platico mucho porque al fin de cuentas la canción lo dice todo, escúchenla y me dicen qué rock, si les gustó o si de plano mis chaquetas mentales empeoran día con día. Yo sólo puedo argumentar en mi defensa que: “Las coincidencias no existen”.

 

Anuncios

Ese sentimiento…

De cagarla en grande…

De un tiempo atrás había estado pensando en que tenía mucho tiempo de no sentir una especie de angustia por haber hecho algo mal. Si bien el 95 % o más de mis decisiones son erróneas, no había tenido esa sensación de cagarla en grande.

El fin de semana lo hice. En un acto completamente irresponsable, volví a cometer un error, sabiendo de antemano las consecuencias y peor aún siendo advertido de que este viaje no llevaba a ningún puerto.

Expuse a personas inocentes. Malentendí, algunas situaciones y ahora estoy embarcado monetariamente hablando.

Pude haber tenido el mejor fin de semana del mundo, porque de hecho lo fue. Pero la situación no me dejó disfrutarlo.

Aprendí algo de esto? Lamentablemente no. Sigo guiándome por mis estúpidas corazonadas. No me puedo quejar porque yo lo atraje y yo lo propicié. Que tuve suerte y personas que se preocupan por mí para apoyarme fue una enorme bendición, pero ya ante ellas quedé también como un verdadero imbécil.

Algún día cambiaré? Lo dudo mucho. Debo seguir engañándome creyendo que todo va a cambiar porque sólo así libero un poco el sentimiento de culpa. Afortunadamente no hubo consecuencias realmente graves pero fue algo que se pudo evitar completamente.

Ese ir de fracaso en fracaso se supone que debe de servir como experiencia, pero creo que yo ya lo estoy profesionalizando.

Hace poco hablaba de Talentos y creo que ya descubrí los míos, aunque no son para enorgullecerse…

Ahora es que siento esas palmaditas en la espalda diciendo “te lo advertí”…

Y yo sólo bajo la cabeza, cierro los ojos y espero con fuerza el putazo, aunque no llega, y eso es precisamente lo peor. La incertidumbre de no saber cuándo, ni por dónde va a llegar.

Prohibido caerse

Cuando se logra algo importante y además se recibe el reconocimiento por lo mismo. Es porque vienen cambios importantes.

Qué importan ahora otras vidas. Qué importa cagarla con palabras dichas a destiempo…

Es tiempo de decretos. Es tiempo de aprovechar oportunidades. Bien lo dijo G… Deja de ser tan terco, y apenas tuve la oportunidad, hice caso omiso.

Ya lo veía venir, y lo que veo por frente compensa cualquier pendejada hecha anteriormente.

Somos accidentes esperando a ocurrir, dice Thom Yorke en There There…

Soy un tren encabronadamente en la vía. Y voy mutilando pesadillas, porque mis sueños son más grandes…

Soy el hombre – pene, soy el cobrador, dijo Rubem Fonseca.

Ella sólo es un obstáculo, y tú también y sus putas madres aunque no tengan o estén más pinches locas que el carajo.

Y no me desvelo por placer, lo hago porque tengo que sacar la mierda que me atormenta y que no va a impedir que mañana tenga otro día maravilloso, como lo han sido los últimos días.

Bendecido.

 

Mi Crush…

Nos conocimos en el 95…

Hasta hace algunos meses, no sabía el significado del término “mi crush”, hasta que por casualidad leí que se refiere a una especie de amor platónico. También leí que era incluso normal y hasta sano tener un crush, a pesar de tener pareja, ya que estimulaba la imaginación e incluso ayudaba a reforzar las relaciones. Nunca supe esto, y en realidad, tampoco veo cómo es que pueda ayudar, ya que, si se supone que estás con tu pareja, no puedes estar pensando en alguien más. Mas bien, esa fue la idea que me inculcaron… “Porque estoy contigo, no le hablo ni pienso en nadie más “… Y caí en la trampa.

Ayer vi a mi “crush”, y la tarde se fue volando. Luego de 5 años en los que apenas nos vimos un par de veces y apenas intercambiamos palabras. Al fin nos dimos tiempo de medio ponernos al día.

Se llama Diana… Nos conocimos en segundo de secundaria. Diana me gustó cuando la conocí, pero nunca me atreví a decírselo. Siempre fui tímido y como soy poco agraciado, supe que no tenía posibilidades ( y sigo sin tenerlas).

Con el paso del tiempo, fuimos cultivando una amistad y nos fuimos haciendo confidentes. Ya alguna vez le confesé que yo estaba enamorado de ella en la secundaria, y la noticia le cayó simpática. Obvio yo soñaba con que me dijera que ella también, pero sólo respondió que hubiera estado padre que hubiéramos sido novios en la secu… Sé que lo dijo por compromiso, para no aterrizarme tan gacho.

Diana hoy en día es mi confidente y cada que la veo me revitaliza con su sonrisa. Me sigue gustando como desde la secundaria. Así igual con la certeza de que sólo puede verme como amigo. Y no importa, porque a pesar de que me enamore muchas veces de otras personas, ella seguirá siendo mi “crush”. La niña que me ve como a su hermano, mi boleto sin salida directo a la friendzone….

Destinos cruzados

Y entonces llegan los días en que te sientes así…

Y un buen verso quizás sea el lado valiente de un cobarde.

Cuando no cierras ciclos, reabres inquietudes, ansiedades, esperanzas y desilusiones.

Deja que pueda traer alivio a tu boca tonight…

Y a las 4:00 a.m. empezar a escribir post de desamor.

Para encontrar alivio a la ansiedad, el insomnio no es buen acompañante.

La sed, el calor, los órganos genitales, la almohada empapada de sudor y la espalda desnuda pegándose a la pared mientras me recargo buscando apoyo.

Una luz que no debería estar encendida…

Que se apagó hace varios años y que nos rehusamos a acabar de darnos cuenta.

Ya damos tumbos de ciego pero vamos como gatos en la oscuridad, con la piel eriza y esperando a dar el primer zarpazo.

Y debimos haber perdido quién sabe ya cuántas vidas, porque a estas alturas ya no supimos caer de pie…

Abandonamos y volvemos 

Y nos volvemos a ir.

https://youtu.be/gU19Xp4Ejyw 

Soy

Soy ejemplo de intolerancia

un desastre natural

un accidente esperando a ocurrir.

un claro ejemplo de informalidad

Soy el recuerdo de una sonrisa fingida

nuestro primer orgasmo al mismo tiempo

una mancha oscura en tu corazón.

Soy esa grieta en tu memoria

el 6.5 irregular en tu boleta perfecta.

Soy quien sueña con tu mirada

con besar tus labios

y vencer a la secta a la que perteneces.

Soy tu primera vez

el imbécil que te rechazó

quien fecundó tu vientre en un intento fallido de paternidad.

Soy quien besaba tu cuello y tus senos en la sala de tus padres

quien se metió a escondidas a tu casa

para hacerte el amor después de bañarte.

Soy el que te arrebató un beso en su oficina

el que te hizo llorar más de tres veces

el que te abandonó por otro cuerpo

Soy quien besó tus tatuajes después de embriagarte

quien sueña con una cita contigo

con tomarte de la mano en señal de victoria.

Soy fanático de tus ojos

amante de la carne (piel) blanca

e intento fallido de activista

Soy un dolor de espalda recurrente

la sonrisa que te gusta

la mirada de odio que detestas

Soy al que saludas con desgano

a quien reemplazas o desplazas

con quien desahogas tus enojos.

Soy quien te mira con buenos ojos

que te busca como su Melpómene

que tolera tu intolerancia a los lunes

Soy todos tus yo

Soy todo de ti

Soy simplemente, y para tu mala suerte: Yo.

 

1UP

Ya lo dije, que estoy enajenado con mi último descubrimiento musical… Los Caligaris

Y en ellos encontré una canción muy particular que me trae bellos recuerdos y una anécdota que nunca voy a olvidar pase lo que pase.

Hace algunos años, (cuando era feliz y tenía una relación) mi novia desempolvó el viejo sistema de entretenimiento Nintendo, sí la caja esa gris que tenía cartuchos cuadrados a los que había que soplarles. El Nintendo ya era considerado una reliquia, pero ante nuestra aburrición de no poder salir porque nos vigilaba su madre, optamos por matar el tiempo conectando el aparato, que para nuestra sorpresa y grado aún funcionaba.

Cerca de su casa había varios bazares donde se podían encontrar cartuchos de Super nintendo y de nintendo, a módicos precios. Considerando que comprar un cartucho era más barato que ir al cine, no lo dudamos dos veces. Una de las primeras adquisiciones fue el Super Mario Bros 3, que a mi opinión personal fue el mejor juego de todos los tiempos para dicha consola.

Luego de varios días de ponernos en contexto, recuerdo con particularidad una escena que nos daba un dolor de cabeza tremendo a los dos. El nivel 6, el del mundo de hielo.  Había un punto en particular en el que había una vida escondida y cada que intentaba  alcanzarla, la superficie resbaladiza me hacía perder el control y terminaba por perder.

Ella, harta de que perdiera las vidas que entre los dos habíamos conseguido a través de todos los niveles, lanzó un grito de desesperación:

¡”NO TE VAYAS DE TONTO POR LA VIDA”!..

Lo que nos hizo a los dos estallar de risa inmediatamente, pues la reclamación sonó como el grito de preocupación de una madre a su hijo que va por el mal camino. Algunos años después, la última vez que la vi, le pregunté si aún conservaba el nintendo y el juego, y su reacción fue inmediata y me dijo “No te vayas de tonto por la vida”,  Por lo que nos volvimos a reír otro rato. Lo curioso del caso, es que al parecer jamás entendí  y nunca enderecé mi rumbo.

Hace poco escuché la siguiente canción y me acorde de ella y de ese detalle, además de que siempre que veo la imagen de arriba recuerdo que siempre me he ido de tonto por la vida.

Que disfruten 🙂