Inconcluso

Me estaba muriendo de a poco,

cuando el calor no hacía más que mostrarse en todo su esplendor y nos obligaba a desnudarnos.

Una tarde en Vallarta con los cuerpos pegajosos jugando a ser pecado y a dejar de ser castos.

Tengo tan presente cada marca que dejaba en esa piel, que se avergonzaba de actuar sin recato.

A las 4 de la mañana tratando de hacer el menos ruido posible y rogando porque no fueran a despertar sus padres.

No tengo buenos recuerdos del presente o más bien me aferro a los del pasado.

He revuelto las historias porque me di cuenta de que todas tuvieron el mismo fin, a pesar de querer revivirlas, van a tener el mismo desenlace.

Esas coincidencias tan marcadas un día me van a cobrar factura…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s