Archivo

Archive for 29 marzo 2012

1UP

29 marzo, 2012 3 comentarios

Ya lo dije, que estoy enajenado con mi último descubrimiento musical… Los Caligaris

Y en ellos encontré una canción muy particular que me trae bellos recuerdos y una anécdota que nunca voy a olvidar pase lo que pase.

Hace algunos años, (cuando era feliz y tenía una relación) mi novia desempolvó el viejo sistema de entretenimiento Nintendo, sí la caja esa gris que tenía cartuchos cuadrados a los que había que soplarles. El Nintendo ya era considerado una reliquia, pero ante nuestra aburrición de no poder salir porque nos vigilaba su madre, optamos por matar el tiempo conectando el aparato, que para nuestra sorpresa y grado aún funcionaba.

Cerca de su casa había varios bazares donde se podían encontrar cartuchos de Super nintendo y de nintendo, a módicos precios. Considerando que comprar un cartucho era más barato que ir al cine, no lo dudamos dos veces. Una de las primeras adquisiciones fue el Super Mario Bros 3, que a mi opinión personal fue el mejor juego de todos los tiempos para dicha consola.

Luego de varios días de ponernos en contexto, recuerdo con particularidad una escena que nos daba un dolor de cabeza tremendo a los dos. El nivel 6, el del mundo de hielo.  Había un punto en particular en el que había una vida escondida y cada que intentaba  alcanzarla, la superficie resbaladiza me hacía perder el control y terminaba por perder.

Ella, harta de que perdiera las vidas que entre los dos habíamos conseguido a través de todos los niveles, lanzó un grito de desesperación:

¡”NO TE VAYAS DE TONTO POR LA VIDA”!..

Lo que nos hizo a los dos estallar de risa inmediatamente, pues la reclamación sonó como el grito de preocupación de una madre a su hijo que va por el mal camino. Algunos años después, la última vez que la vi, le pregunté si aún conservaba el nintendo y el juego, y su reacción fue inmediata y me dijo “No te vayas de tonto por la vida”,  Por lo que nos volvimos a reír otro rato. Lo curioso del caso, es que al parecer jamás entendí  y nunca enderecé mi rumbo.

Hace poco escuché la siguiente canción y me acorde de ella y de ese detalle, además de que siempre que veo la imagen de arriba recuerdo que siempre me he ido de tonto por la vida.

Que disfruten 🙂

 

 

Anuncios

Volví a robar…

Y quien diga que no lo ha hecho, miente rotundamente.

Me volví a robar una discografía, esta vez de Los Caligaris. Banda de Argentina que descubrí el fin de semana y que tocó en el Vive Latino.

Me bastaron dos canciones para quedarme prendado de su música y su alegría en el escenario. Siempre he dicho que los argentinos llevan la pasión al límite, y así como me gusta tanto la Bersuit, me enamoré de Los Caligaris.

Ayer pasé toda la mañana buscando su discografía y confieso que fue un poquito frustrante, pues casi todos los enlaces que encontraba estaban en archivos de la extinta mediafire.

Al fin con mucha paciencia encontré la mayoría de sus discos, si acaso uno o dos no, pero eran discos de éxitos así que no hubo tanto problema.

Y ahora tengo casi 20 horas seguidas escuchando a Los Caligaris, en lo que se convirtió en una nueva adicción. Ahora voy a tener que ir a comprar un cd para pasarlos y traer a los Caligares en el auto 😀

Espero que algún día pueda verlos en vivo. Tengo entendido que ya han venido varias veces a la ciudad de Monterrey, pero este año suspendieron su gira a tierras norteñas por aquello de la inseguridad.

En fin, ya habrá oportunidad, claro siempre y cuando sigan tocando y no se separen como me pasó con la Bersuit, que ya no son lo mismo sin el pelado Cordera y a quienes seguramente me voy a quedar sin ver en vivo.

Acá Los Caligaris, les dejo una probadita.

Oh decepción…

POst rapidín…

SIempre he dicho que todos los músicos merecen mis respetos, pero Amandititita…

¡Que no mame!

Estoy viendo la transmisión del Vive Latino 2012 en http://www.coca-cola.tv/ y me acabo de enterar que no van a transmitir a Café Tacvba y en cambio sí me estoy recetando a Amandititita que se queda sin aire al cantar y que sus líricas de plano están pal perro.

No conforme anoche me receté a Zoé y a Bunbury, que son de mis bandas favoritas y la verdad es que han decaído muchísimo.

Ahora es que digo, qué bueno que no tuve lana para ir, no hubiera valido la pena, al menos el primer día.

Ojalá se componga.

 

Introduce el nombre aquí…

22 marzo, 2012 4 comentarios

¿Y qué haces cuando todas las expectativas son vanas?

Cuando se pierde el sueño en la madrugada

y se le da vuelta a una hoja en blanco

a una idea que nació del sueño

qué hacer cuando el inminente mes de

Abril

está a la vuelta de la esquina

y a dónde llevar todos los pensamientos

los deseos y las caricias

cuando su cuerpo ya no es una opción

Qué hacer cuando se tiene la disposición para todo

y las ganas de nada

 

Vacío

Terminé la trilogía Millenium…

tres novelas en menos de 15 días, creo que debe ser una especie de récord personal,

y ahora me siento vacío.

¡Quiero seguir leyendo! Quiero más aventuras de Lisbeth Salander, más enigmas resueltos por Mikael Blomkivst. Ahora tengo que buscar otras lecturas que me entretengan y me hagan olvidar a Salander y compañía. No está chida esta sensación de dar por terminada una aventura.

Estoy que no sé ni qué decir jajaja

Pfff

Frustration mode on

Incertidumbre

Acabo de terminar el segundo libro de la trilogía Millenium, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina: sólo me sirvió para 3 cosas, reafirmar mi amor por Lisbeth Salander; Picarme mucho más en la historia, y dejarme totalmente desconcertado con el final, que por supuesto no les revelaré.

Cuando terminé el primer libro Los hombres que no amaban a las mujeres, dije que esperaría una semana para empezar el nuevo, no recuerdo si fue la semana completa o más tiempo. La verdad mi noción del tiempo anda bastante mal por estos días, pero lo que es un hecho es que esta segunda parte se me fue mucho más rápida y no tengo intenciones de descansar para empezar el tercer libro. Bueno sólo el resto de este día.

Mañana mismo empiezo con La reina en el palacio de las corrientes de aire, Aunque eso conlleve a que me siga aislando más y prefiera pasarme el día encerrado en casa leyendo…

¿Surinam?..

¡Paramaribo!..

Y nos daba risa y una especie de vergüenza la contestación. La habíamos aprendido porque era una palabra que sonaba en cierta parte chistosa.

Nunca fui bueno para la geografía, pero ese capítulo de mi vida es uno de esos detalles que voy a recordar quizás toda la vida.

Estaba como en cuarto de primaria y teníamos examen de la materia antes mencionada. Teníamos que aprendernos los países y sus capitales, y Surinam fue una de las pocas que me aprendí. No tengo ni puta idea de dónde quede ni a qué continente pertenezca, pero gracias a Paramaribo, me acuerdo siempre de Vladimir.

Vlado estudiaba conmigo en aquella ocasión y empezamos a repasar las respuestas, mientras decíamos los países al azar, contestábamos casi con un grito las capitales.

Hace más de 17 años que no convivo con Vladimir. La última vez que recuerdo haber charlado con él frente a frente, yo estaba en el primer año de secundaria. Él había ido a mi escuela. Su madre era la subdirectora y allí coincidimos. En la primaria llegamos a ser buenos amigos, compartíamos el gusto por el coro, y tocábamos la guitarra. Desconozco si él lo sigue haciendo. Yo no pasé del círculo de sol.

¿A qué viene todo esto? Hoy por la mañana Vladimir hizo algunos comentarios en mi muro de Facebook, luego de un estado polémico que puse sobre la veracidad de las balaceras en la ciudad, e intercambiamos algunos puntos de vista. Por si ustedes no lo saben, llevo mi facebook bastante compacto, por ahora tengo 35 contactos y siento que tengo algunos de sobra. Opté por tener sólo contactos con quienes tengo realmente confianza o que conozco personalmente.

Constantemente hago depuraciones y la gente que elimino es gente con la que no interactúo muy seguido.  Vladimir siempre ha salvado los cortes, pues de una forma u otra siempre tenemos comunicación. A pesar de vivir en la misma ciudad y no haber coincidido jamás en más de 17 años. Tengo amigos a los que veo más seguido o con los que tengo comunicación contínua y ni aún así son parte de mis contactos. Vladimir me da una especie de confianza, siento que es una amistad sincera, a pesar de que no tengamos ni puta idea uno del otro de nuestros gustos. It’s kinda weird

Hace algunas horas empecé a leer el segundo libro de la trilogía Millenium de Stieg Larsson “La chica de soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, y hacen referencia a Surinam, Paramaribo, fue pocos minutos después de haber intercambiado los mensajes con Vlado que me topé con la referencia y de inmediato supe que había una conexión.

Quizá Vladimir no lea esto, pero puede tener por seguro que lo aprecio y que siento respeto por él. Después de todo fue de los pocos buenos amigos que recuerdo de la infancia y uno de los que compartió buenos momentos con éste su servidor. Yo por lo pronto, me avoco de nuevo a la lectura, que tengo mucho por seguir leyendo.