Inicio > Sin categoría > Me acorde de Niño…

Me acorde de Niño…

Hace poco posteaba en Facebook, que estuve a punto de firmar un documento con mi apellido mal escrito. Para aquellos que lo desconocen, es Villarreal, y a diario tengo que lidiar con documentos que lo escriben mal, por lo regular, con una sola “r” o separado.
Éste último documento del que les hablo, estaba escrito como Villarrael, quiero pensar que fue un error de dedo.
Sé que no es algo trascendente, pero últimamente he estado recordando a muchas personas que marcaron mi infancia, y el personaje que mencionaré a continuación, no está para nada excento.
Miguel Ángel Niño Llanas, es su nombre. Miguel fue mi compañero en el preescolar, y fue allí donde surgió nuestra amistad.
En el kínder sólo éramos compañeros, no nos juntábamos mucho, pero tengo muy marcada una ocasión en que tuvimos un festival, en el que interactuaban madres e hijos. Su mamá y la mía se conocieron en ese evento, y su madre se ofreció amablemente a darnos un aventón. Mi mamá como muestra de gratitud, los invitó a comer. Y durante el trayecto, recuerdo a Miguel casi estallar en llanto y con un berrinche decirle a su madre: No, mamá, vamos a la casa de Raúl! Los otros tres tripulantes, nos quedamos extrañados de su reacción. Lo que yo desconocía, es que la ruta hacia su casa era la misma para ir a la mía.
Ese día me hice amigo de Miguel. Descubrí que era un apasionado empedernido de los emparrillados(Futbol Americano) y que era un atleta destacado con los Acereros de Saltillo.
Siempre competitivo, desmadroso y travieso, pero buen amigo, fue de esas suertes en que agradeces que esté siempre de tu lado o en tu equipo deportivo.
Miguel fue mi compañero también los seis años de primaria, por lo que nuestra amistad se reafirmó. Fueron muchos años de estar juntos, además de que pisó también la misma secundaria que yo. Juro que por algún momento sentí que me estaba persiguiendo. En la prepa le perdí la pista. Creo que se fue a vivir a la vecina ciudad de Monterrey, pero por momentos sentía que podría aparecer en cualquier momento por las puertas del bachillerato en el que fui a caer.
Recuerdo que la única ocasión en que me enojé con Miguel, fue precisamente por haber escrito mal mi apellido, y más que eso, porque rayó un libro con mi nombre.
Nos habían pedido un libro para nuestra biblioteca escolar, y recuerdo que mis padres me compraron uno de cuentos, del Flautista de Hamelin. Lo recuerdo porque la portada era medio tétrica. La expresión del flautista en su triunfo me daba cierto temor.
Ese día, regresábamos de receso y Niño estaba rodeado de varios alumnos que le reclamaban por alguna extraña razón. Mientras yo lo veía defenderse y manotear con algunos niños, mientras decía, este es de Raúl, es de Raúl!
Cuando me acerqué, vi con tristeza que el libro había sido rayado. Con su caligrafïa horrenda y muy chueco, había escrito raul viyaririal. Eso me dio mucho coraje. Sólo le quité el libro y pedí un corrector para según yo corregir el error. El resultado como era de imaginarse, fue mucho peor. La plasta blanca toda empalmada del corrector, arruinó la pasta del libro.
Tiempo después, ya mucho del incidente, recuerdo haber recibido una llamada telefónica. Por aquellos tiempos la sociedad de padres de Familia hizo un directorio de todos los alumnos y se encargó de hacerlo llegar a todas las familias de la sección, para estar en contacto todos los padres.
Ese día Miguel me marcó por teléfono. Encontró el directorio en su casa y se le hizo un buen gesto llamarle a sus amigos. En aquellas épocas debió haberle costado meterse en problemas, pues las llamadas inclusive locales se cobraban por minuto. Por supuesto que para mí estaba prohibido usar el teléfono para llamadas innecesarias, y además nunca he sido de los que le gusta hablar mucho tiempo por teléfono. Alguna vez lo llegué a hacer cuando tenía novias, pero confieso que me aburro rapidísimo. Prefiero la practicidad del email, ahora en la modernidad. Aunque mi favoritas son las cartas, así de correo antigüitas. Por el placer que te da culminar con la espera y leer las líneas de ese alguien especial.
Pero bueno, sin desviarme tanto, recuerdo que Niño me platicó que había encontrado mi nombre en el directorio, y empezó a leerme los nombres. Cuando llegó al mío recuerdo que batalló para deletrear mi apellido y dijo Raúl Villa… Villari…Villaririal. What a fuck! Fue cuando caí en cuenta que en aquella ocasión escribió mi apellido tal y como lo deletreaba.
En la secundaria no conviví mucho con Miguel, pues él estuvo en otra sección y llegó un año después, por lo que nos perdimos el contacto y teníamos diferentes amigos. Aunque siempre nos vimos como cuates y cada que teníamos oportunidad, recordábamos nuestras travesuras en la primaria.
Alguien me dijo una vez que yo en la secun era bien desmadroso. Creo que ya traía esa escuela desde la primaria, y Miguel, fue uno de mis maestros en ese aspecto. Juntos nos metimos en varios problemas por nuestras maldades y fue uno de los que me acompaño casi toda mi infancia, si dicen que yo era desmadroso, imagínenselo a él.
Todavía lo recuerdo como niño. Asi todo chamagoso, con las fosas nasales muy grandes, un tapón de mocos y el cabello despeinado. Con el uniforme siempre sucio y las rodillas rotas.
No se puede esperar otra cosa de un niño hiperactivo además de atleta.
No sé dónde quedó Miguel, pero si de casualidad alguien que lo conoce lee esto, díganle que su amigo Raúl, lo extraña y guarda un excelente recuerdo de él.
Aunque haya rayado mi libro y no se supiera mi apellido.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: