Archive

Archive for 31 diciembre 2011

Mis Propósitos de 2012

31 diciembre, 2011 Deja un comentario

Luego del recuento del año, ahora viene el compromiso. Si bien no siempre hago propósitos, este año sí tengo pensado hacer algunos. Sé que no los cumpliré todos, pero al menos me apegaré un poquito a lo que tengo pensado hacer en el siguiente año. No tengo prioridades o lista hecha, así que los voy a ir enumerando como los vaya recordando:

*Hacer Ejercicio. El buen Pako me pasó los videos del Insanity, así que ya no tengo pretexto para no activarme físicamente. Además trataré de buscar de nuevo jugar futbol bandera, y si me puedo colar a algún equipo de futbol, también le haré el intento.

*Dejar de tomar… esta será de las más difíciles, pero si ya conseguí dejar el refresco y el tabaco, sé que tendré fuerza de voluntad para dejar el alcohol: sólo beberé Absinth, pero en ocasiones especiales y no con tanta regularidad. Que me volveré mucho más aburrido, lo sé, pero quiero ir poco a poco alejándome de los vicios.

*Escribir un libro, ya sea un poemario, de cuentos o de textos basado en fotografías. He dejado pasar demasiado tiempo y ya fue mucha decidia, igual y no voy a vivir de  escribir, pero al menos quiero tener algo publicable y ¿por qué no? buscar una editorial o una beca.

*Buscar un empleo de medio tiempo. Si bien el negocio de la fotografía me hace feliz, las deudas no perdonan y tengo cuentas por pagar. Algo donde no haga mucho y gane lo necesario para cubrir las cuotas de las tarjetas. Se viene un año dificilísimo en cuanto a economía y ya lo estoy resintiendo desde ahorita.

Leer mucho más. Éste año retomé algunas lecturas que tenía pendientes y recobré el gusto por la lectura. Además si me voy a poner a escribir, necesito tener un telón de fondo mucho más amplio para acrecentar mi vocabulario y crear historias mucho más concisas y creíbles. Lo de los poemas no es tan difícil, pero sí me quiero meter más de lleno al estilo clásico. Ya le hice mucho al verso libre, y pa escribir ocurrencias y pendejadas, cualquiera es bueno.

Bajar 10 kilos de peso. Éste año perdí 17 kilos sin apegarme de lleno a las dietas y al ejercicio, además de que no pude o más bien no quise dejar de tomar. Para eso son también la abstinencia de alcohol y el ejercicio. Ya quiero medirme ropa para gente normal y no tener que andar buscando en las tallas extras, donde nunca encuentro lo que me gusta jajajaja. Sí, aparte de cuestión de salud, ya me entró la vanidad.

Tratar de volverme activista. Es tiempo de alzar la voz contra todas las injusticias que vivimos como ciudadanos. Reclamarle al gobierno para que haga su trabajo y tratar de crear conciencia en las personas de que si no nos unimos como pueblo, nos van a seguir chingando.

Sacarle mucho más provecho a los viajes. Si bien siempre he tratado de conocer las tradiciones de los lugares que voy conociendo, a veces siento que no hice lo suficiente o por flojera no me moví para adquirir más de la riqueza que ofrece nuestro país. Quiero traerme siempre al menos una historia de cada lugar al que me dirijo.

Y ahora sí, como dicen… Año nuevo, vida nueva. A partir de mañana cerramos ciclos y episodios que no nos dejaron ganancias. Creo que no vale la pena seguir fomentando las chaquetas mentales, porque necesito poner en orden mis ideas, mis pensamientos y sobre todo mis sentimientos. Si no se dio, no se dio y se chingó, lo que sigue y a chingar a su madre lo que no sirve.

Que tengan un excelente inicio de año y mis mejores deseos. Les agradezco como siempre por tomarse el tiempo de leer mis ocurrencias y espero no decepcionarles, para que les sigan quedando ganas de asomarse por acá.

Un abrazo.

¡FELIZ 2012!

¿Me voy o no me voy?

30 diciembre, 2011 Deja un comentario

Hace rato me pusieron en la mesa la oferta de ir a pasar el año nuevo en Torreón, y sin pensarlo dije que sí…

Pero ahora ya me estoy arrepintiendo, aunque aún no es un hecho que se dé, la verdad mi idea de pasar el año nuevo era completamente diferente.

Los últimos años, la tradición era pasar la fecha con la familia, cenar y después emprender la graciosa huida y hacer un tour por diferentes casas, para darle el abrazo a mis amigos.

Este año contrario a los demás, no tengo ganas de ver a nadie. Tengo unas ganas terribles de embriagarme y para eso compré el ajenjo. Además como la reunión familiar ya fue el 24, tengo carta libre para hacer lo que yo quiera, no hay compromiso familiar, y puedo pasar la noche donde yo quiera. Así que me refugiaré en mi oficina, me llevaré mi botella, la laptop y brindaré por el inicio de un año nuevo mucho mejor que éste que está por terminar.

Por lo pronto, en estas últimas horas, voy a ver a mis amigos, los que considero mis hermanos, Ramiro, Rodrigo y el Ken, que fuimos generación I y mañana a mediodía comida con mi brother Paco y el buen Robert, amigos y compañeros de trabajo.

¡Vaya forma de despedir el 2011, con excelente compañía y eternamente agradecido con Dios! 

Categorías:Sin categoría

Recuento 2011

30 diciembre, 2011 Deja un comentario

Si la fiebre lo permite…

Tenía pensado postear esto desde anoche, pero extrañamente me ha dado por enfermarme últimamente en los últimos días del año. Ayer apenas dieron las 9:00, ya estaba metido bajo las colchas luego de haberme metido un coctel de medicamentos y me quedé profundamente dormido. Ahora me siento un poquito mejor, pero siguen los escalofríos, el dolor de garganta y la nariz congestionada.

Como es época de recuentos en todos lados, éste su servidor también les comparte el suyo, de lo que me dejó el 2011, un año en lo particular muy bueno y esperando que el 2012 sea mucho mejor. La mayoría de las cosas fueron positivas, así que sólo enumeraré las trascendentes,(para mí, obviamente) 😀

A principios de año, luego de mucha insistencia, regresé con mi ex, en la relación más corta que pudo haber existido. Creo que fueron tres días, pero definitivamente y como ya lo sabía, no funcionó. Ambos tomamos nuestros caminos y no he vuelto a saber de ella, creo que fue lo mejor. Y lo mejor para mí, es que ya no pienso en eso y ese asunto está olvidado 😀

A los pocos días de eso, empecé a salir con alguien y confieso que me enamoré pendejamente. Así de esas que te besan y sientes hasta mariposas en el estómago.

Tal y como si fuera un deja vu, me volvió a ocurrir lo mismo que en las últimas tres relaciones que he intentado llevar. Se confunden y sólo quieren amistad, y me tienen allí como pendejo varios meses pretendiéndolas, hasta que de plano soy yo el que me harto y mejor  me hago a un lado. De esa relación salieron cosas lindas que atesoro mucho, debe ser por eso que me duele. La ventaja, que ya me puedo enamorar de nuevo. La desventaja, no sé cuánto tiempo me vaya a tomar olvidarla.

En cuanto a viajes, fui a ver a mi verdadero amor (El Atlante) tres veces, primero a Torreón, después a Monterrey y por último a México D.F. las primeras dos fueron derrotas, el ultimo fue victoria y fue donde grité el mejor gol de mi vida. No porque haya sido muy bueno(que sí lo fue) , sino que estuve acompañado de gente a la que quiero muchísimo y que comparte la pasión por los colores conmigo, además de que fue a uno de los rivales más odiados, además de haberlos visto ganar como visitantes y en el estadio más grande del país, el estadio Azteca. Fue una vibra impresionante.

De ese viaje, además del triunfo y los amigos, fue un placer conocer a Gabriel Revelo, un bloggero de allá al que disfruto mucho leer y que tuve la oportunidad de toparme en el estadio. Platicamos apenas unos segundos, pero ambos sentimos como si nos conociéramos de toda la vida.

Fuera de esos tres viajes que fueron para ver al Atlante, viajé varias veces a Torreón y a Monterrey en viajes express, además de dos veces a Colima, uno para una boda, también express y otro como vacaciones, hace apenas unas semanas.

El 2011 también me dejó sin mi laptop, pues unos ladrones se metieron a mi oficina y se robaron mi equipo. No estaba tan en buenas condiciones, pero me dejaron sin archivos personales. Algunos textos, mis fotografías y toda mi música, que fue la me dolió realmente.

Aparte de perder mi laptop, perdí 20 kilos de peso, bueno en realidad sólo fueron 17, porque ya recuperé tres, más los que se sigan acumulando con las comilonas de fin de año. A partir del próximo año, a dieta de nuevo 😀

En cuanto a trabajo tuve infinidad de eventos y las remuneraciones económicas fueron decentes, No me compré cosas lujosas, pero me hice de equipo nuevo, cambié de celular y alcanzó casi para liquidar una tarjeta de crédito. Aún queda un resto y la otra está sobregirada jajaja, esperemos el 2012 para ver si podemos bajar la cuenta.

Muchas fiestas, mucho alcohol, mucho sexo, este años estuvo marcado por algunos excesos y creo que estuve un poquito de mejor humor que otros años. Eso es lo que he estado intentando cambiar.

Ah no olvidar que estuve participando en varias marchas por la paz y que me encontré de nuevo con Javier Sicilia, que nunca pensé que se acordaría de mí y contrario a mis pensamientos lo hizo y me saludó con placer.

Gané un concurso de Calaveras literarias, con una hecha especialmente para él, aunque no fui a reclamar mi premio porque implicaba viajar de nuevo,  y la economía no estaba dispuesta.

Luego de algunos problemas menores de ciática y ácido úrico volví a ponerme activo: Me invitaron a jugar futbol bandera y allí aprovechaba para corriendo sacar toda la basura mental que me acechaba.

Creo que este año escribí mucho más de lo que siempre, estuve participando también en una revista digital de un amigo y mi blog tiene muchas más entradas que otros años. Había tomado como meta llegar a las 500 entradas, pero no se pudo, no todos los días se me ocurren pendejadas jajaja.

Me encontré con excelentes amigos, reafirmé amistades y poco a poco voy sacando lo que no me deja nada bueno.

En fin, fue un año buenísimo, con sus pros y sus contras pero sobre todo del que saqué muchísima experiencia. Sigo cometiendo los mismos errores y me sigo dando en la madre yo solito, pero como quiera se disfruta.

Que tengan un excelente fin de año y un mejor inicio, en mi próximo post o al menos antes de terminar el año, les compartiré mis propósitos.

Gracias por asomarse a leer.

 

Ya tengo mi Ajenjo…

28 diciembre, 2011 3 comentarios

Y estoy listo para despedir el año…

Durante varios años estuve tentado a probar este licor, debido a la innumerable cantidad de leyendas que circulan sobre él. Por supuesto fueron falsas, pero debido a su alto contenido de licor, sí podría ser causal de una congestión alcohólica.

El Absinth, o absenta, también conocido como ajenjo, era tomado por los poetas malditos y era la bebida favorita de los artístas en los años 1800´s. Llegó a tener tal apogeo que hasta se le dedicó una hora especial, como en Inglaterra es la hora del té.

Conocido como el hada verde, el ajenjo tenía la fama de crear alucinaciones en todo aquel que lo bebiera de manera inmoderada, e incluso fue prohibido.

En la actualidad, ya superó la prohibición y como se puede ver ya es posible conseguirlo en México. Yo, ya tengo mi botella y pienso despedir el año totalmente briago. Quiero comprobar si en realidad causa alucinaciones, además de que pienso crear un ejercicio literario bajo los influjos de este licor.

El que me embriague con ajenjo, en parte es para empezar mi reto del 2012. Estoy dispuesto a dejar de beber con tanta regularidad, y estoy dispuesto a dejar la cerveza. Si el Absinth es de mi gusto, será la única bebida que pruebe. Si no me gusta, tendré que volverme abstemio completamente, o al menos durante todo ese año. Es uno de mis propósitos de año nuevo.

En la biblia, el ajenjo viene descrito de la siguiente manera:

En el capítulo 8 del Apocalipsis, versículos 10 y 11, dice lo siguiente:

8:10 El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. 
8:11 Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas. 

¡Salucita! 😀

Categorías:Sin categoría Etiquetas:

Ya un año

28 diciembre, 2011 3 comentarios

Hoy oficialmente cumplo un año sin meterle nicotina al organismo.

Bueno, al menos no de manera intencional. El año pasado, justo en este día me notificaron que tenía bronquitis,  y me recomendaron dejar de fumar.

Ese día me llevé un susto bastante fuerte, pues uno de los medicamentos me hizo reacción y por la noche se me paralizó una mano, además de que me empezó a temblar el rostro. Por un momento creí que terminaría con una parálisis facial, y si de por si soy feo, pues ahora daría mucho más miedo jejeje.

Desde ese día no he vuelto a probar tabaco, aunque sigo teniendo la misma tos, pues no seguí completo el tratamiento, y constantemente me meto a lugares donde el humo de segunda mano me perjudica de la misma forma que si fumara.

Confieso que sí he sentido ganas de volver a fumar, en ocasiones, mientras estoy bebiendo, pero he tenido fuerza de voluntad, además de que es un vicio demasiado costoso, no creo volver a retomarlo.

Para el próximo año tengo una meta mucho más difícil, pero esa se las platico en mi próximo post.

Categorías:Sin categoría

Se la debía…

28 diciembre, 2011 Deja un comentario

Acabo de vivir un momento súper cabrón, que no sé si fue coincidencia(en las cuales no creo) o en realidad sí debía estar allí…

Es increíble cómo cada vez perdemos más la calidad de vida y la rectitud los seres humanos. Hace algunas horas fui a ver a mi amiga Cecy (Chicho, pa los cuates) y me invitó a cenar, por lo que acudimos a comprar unos tacos de pescado, y en el estacionamiento del lugar, un tipo salió con su camioneta en reversa, y sin la menor precaución impactó nuestro carro, en la parte trasera. 

Salí del restaurant para pedirle que se detuviera, y al contrario el tipo aceleró la marcha y salió huyendo a toda velocidad. Afortunadamente el auto sólo tiene algunos raspones, nada de cuidado, incluso apunté las placas, pero sé que no ganaré nada con denunciarlo, el golpe no vale la pena.

Lo que me da coraje es la cobardía y la falta de valor del sujeto para no quedarse a reparar el daño. En su salud lo hallará.

Eso fue un detalle. El otro se acaba de dar hace algunos minutos, cuando venía de regreso a casa. Al circular por el centro, se me atravesó un sujeto, iba completamente ahogado en alcohol, y creí que se me iba a atravesar, por lo que aminoré la marcha y lo dejé que pasara.

Tambaleándose y a punto de caerse cruzó como pudo la calle y al pasar frente a las luces, descubrí que era un amigo de muchos años, su nombre está de más, él sabe quién es y de seguro leerá esto. Me detuve a media calle y le grité, ¿cómo andas?  a lo que respondió enfurecido que lo acababan de asaltar… unos policías.

Le pedí que se subiera al auto y enfilé hacia su casa, le pregunté si estaba bien y si no lo habían golpeado. Hace poco más de un año, le ocurrió lo mismo, sólo que esa vez no le fue tan bien. Primero lo asaltaron unos malandros y después unos policías.

Confieso que esa primera vez pude haberlo llevado a su casa, pero insistió en irse caminando. Como pude arreglé que otro amigo lo acercara a donde pudiera tomar un taxi, pero él optó por irse caminando. Los resultados ya fueron descritos anteriormente. No paro de sentirme culpable por esa ocasión, pues yo debí haberlo llevado hasta su casa. El estado en que estaba no era para nada conveniente.

Hoy le volvió a ocurrir, pero afortunadamente no fue maltratado. Todo el camino se la pasó maldiciendo y lo entiendo, entiendo su impotencia al verse imposibilitado de actuar, ante los que se supone son quienes deben cuidarnos.

Ésta vez perdió efectivo y un aparato Mp3, que dice que guardaba demasiado valor sentimental. “La música estaba bien chida”, me decía en sus lamentos, y sólo pude consolarlo diciéndole que se puede conseguir de nuevo y que agradeciera que al menos no fue apaleado.

Ya un poco más tranquilo se quedó en su casa. Todavía con andar trastablillante abrió la reja y después la puerta. Al menos me agradeció que hubiera aparecido en un momento difícil, como si fuera un milagro.

Sé que no fui un milagro, pero al menos hice lo que pude para ayudarlo, y en parte me siento bien. Sé que no fue una coincidencia, y que Dios me puso allí, para echarle la mano y para reivindicarme de la vez anterior.

La verdad se la debía, y me siento bien por habérsela pagado .

Lo que sí es lamentable, es que tengamos que cuidarnos de delincuentes y de policías, ya no sabe uno ni por dónde le va a llegar.

 

No cabe duda…

27 diciembre, 2011 Deja un comentario

Que la tecnología y yo no somos amigos…

Las últimas tres semanas, si no es que más, empecé a  experimentar problemas con mi módem. Si no lo recuerdan, en la entrada de Radiohead, estuve lidiando contra el servicio de internet porque no se quería conectar. Pues bien, hice decidia por mucho tiempo y hasta hoy, fue que decidí ir a cambiarlo.

Hoy escribo con módem nuevo, pero resulta que la chingadera está más lenta que nada. No sé si tenga que calentarse o tardar varios días para adaptarse, pero el caso es que hay varias páginas que no me quiere abrir. Y las que contienen videos o películas de plano no se cargan.

Con decirles que tuve que esperar alrededor de dos horas para poder abrir la página de este mi blog. A dónde iré a parar.

Pues bien, en lo que se reacomoda esta madre, seguiremos posteando de a poquito o de nuevo por la BlackBerry

Sin Llorar!

Categorías:Sin categoría