Inicio > Sin categoría > Pensé en el suicidio…

Pensé en el suicidio…

Pero no en el mío, sino en forma general.

Algunos o creo que la mayoría de las personas saben la idea que tengo sobre el suicidio y de cómo detesto a todo aquel que estúpidamente se quita la vida.

Si no mal recuerdo, dicen que hay una conexión de 6 entre cada persona. ¿Qué significa esto? que  aunque tú no conozcas a alguien directamente, hay una persona que conoce a alguien que conoce a otro que otro es pariente o conocido de la tercera persona que ese otro desconocido para ti conoce. Enredada la explicación, no es así, pero como el chiste de el amigo del amigo, etc, hasta encontrar una conexión.

¿A dónde voy con ésto? Ayer por la tarde, un amigo me preguntó por una chava por su nombre y éste último no me dijo nada. Le pregunté la razón y me comentó que había estudiado la misma carrera que yo. Por qué putas habría de conocerla por el simple hecho de estar en la misma licenciatura. Es de esas preguntas estúpidas que nunca sabremos por qué hacemos. Ante mi cuestionamiento, me indicó que fue porque se había colgado. Primero no capté muy bien la idea, mi mente revolucionó a mil por hora, se colgó cómo, de la red y le roba el internet o qué. No sé por qué pero cuando me preguntó lo primero que se me vino a la mente fue: Una chava lo agregó al facebook y quiere saber si de casualidad la conozco, se habrá colgado de sus amigos… como si colgarse fuera un adjetivo de colarse en su red de amigos.

Ya después me explicó que no, que en realidad lo que hizo la mujer fue haberse suicidado.

Horas después, platicando con una compañera de la misma carrera por msn, me hizo la misma pregunta, que si conocía a esa chava. Le dije tajantemente que no, para evitar iniciar una conversación que no tenía sentido, pues de una manera u otra terminaría escupiendo el veneno que siento y el coraje que me da hablar sobre los suicidas.

Continuamos con nuestra conversación y después de mucho tiempo, me preguntó por otra chava a la que sí conocí, aunque no fuimos de la misma generación, pero con ella sí compartí en fiestas y convivimos en alguna ocasión. entonces empecé a asociar y llegó la conexión de los seis…

Resulta que la colgada terminó siendo la hermana de la otra chava y lamentablemente sí la conocí y también llegué a convivir con ella en alguna fiesta.

Y luego empezó la plática con las eternas preguntas… ¿Por qué lo habrá hecho?, ¿En qué estaría pensando? a todas ellas respondí lo mismo. Estúpida, cobarde…

No hay otro motivo para describirlo, alguien que aparentemente tenía todo y luego por un capricho se quita la vida es un cobarde. Nada tiene realmente motivo como para arrancarte la vida. 

Mi interlocutura me decía que hay que tener muchos huevos como para tomar una decisión así. Yo pienso lo contrario, es completamente cobardía. Alguna vez, también en la licenciatura un maestro explicó que el suicidio era la única decisión que el hombre tomaba por sí mismo, porque todo lo demás está basado en el destino. No elegimos a nuestros padres ni el momento de nacer. No elegimos el momento en que nos enamoramos. Todo cae por destino, nuestra vida ya está trazada, sólo el suicidio puede llegar a interrumpir nuestro plan de vida.

En estos momentos platico con un excelente amigo que la conoció mucho mejor que yo y pensamos igual…

Me acabo de decir una frase que le voy a robar:

“no te explicas por qué alguien como ella
te imaginas que se suicidará un perdedorsaso
pero no alguien que le echa kilo a lo que hace”
Y es que en realidad no se veía venir. Yo recuerdo a la muchachita con todo el apoyo del mundo, chingos de gente la quería y la veía paseándose por los pasillos de la facultad, con las ilusiones de un día pertenecer a la escuela, asisitiendo a clases con su hermana y mirarla muy atenta. 
Convivir con los compañeros de su hermana y verla como si fuera parte del aula.
O cuando llegaba con su atuendo deportivo. “La corredora”, le decíamos.
Un día llegó toda raspada de la cara y las piernas. Había tenido un accidente en la pista de tartán y aún así la veías trinufadora. ¡Chingado ya me voy a poner a recordarla como se recuerda a los muertos, siempre son buenísimos!
Y aún así me duele escribir todo esto, porque imagino cómo estará devastada su hermana, que siempre fue chidísima, de las que nos recibió con los brazos abiertos a nosotros como nueva generación y súper alivianada. Alguna vez al punto pedo compartimos un taxi a las 7:00 de la mañana luego de una fiesta que se prolongó bastante.
Pienso en su familia y lo que estará sufriendo, porque a la pendejita se le ocurrió que morirse era lo mejor que le podía pasar…
Ya no me quiero extender. Ya no quiero pensar.
Mi domingo empezó mal con este post.
Es un sentimiento fuerte, pero lo puedo decir con claridad:
Odio con todo mi corazón a los suicidas… No se puede decir que esos güeyes ya están en un lugar mejor…
Anuncios
  1. 14 noviembre, 2011 en 09:27

    Ps yo creo que el suicidio también está en el destino… Si no como es que hay unos que lo intentan y no lo logran? XD solo que parece que en Mexico la tasa de efectividad es alta XD

  2. 14 noviembre, 2011 en 09:51

    esos aparte de ser cobardes, no saben hacer bien las cosas jejeje

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: