Inicio > Sin categoría > Nunca supe de Toros…

Nunca supe de Toros…

Este texto es para Raúl Gándara que sé que probablemente nunca lo verá, pero me acordé de él, porque me pidieron un texto que hablara sobre Toros, quiero pensar que es respecto a lo de la ley antitaurina.Con Raúl Gándara

Raúl Gándara fue mi amigo y compañero tanto en el kínder como en la primaria.  Y tengo muchos detalles presentes de él. recuerdo que la primera vez que empecé a decir groserías, lo hice con él como testigo, mientras él reía burlonamente. Viví tantas cosas con mi tocayín que era un niño pequeñito, siempre el primero de la fila cuando nos formaban por estatura.

Siento que no le hago justicia con el texto, porque en realidad fue algo que no me gustó, pero al menos me sirvió para recordarlo. 

Espero que su vida sea plena y que sea feliz. Ojalá vuelva a verlo pronto.

 

Confieso que de toros no sé nada.

Alguna vez estuve cerca de un capote

cuando iba en la primaria

junto a un pequeñín que compartía mi nombre

Con el que aprendí a robar y a decir groserías

Él tenía el sueño de vestirse de luces

Y presumía con descaro su trofeo más preciado

Dos orejas y un rabo

hurtados al mismísimo Glison.

Aquel minúsculo homónimo

que conocí en el preescolar

golpeó a una niña

para evitar que me ganara el asiento.

Llevaba por apellido Gándara

y fue sorprendido en un centro comercial

que ya no existe

mientras yo huía despavorido.

Creo que apenas alcanzaba el metro de estatura

y no supe si alguna vez enfrentó a un toro

pero seguro estoy que con su ingenio

hubiera encontrado la forma de matarlo.

Aún así no había maldad en él

eran travesuras de niño

A pesar de su aparente fragilidad

Jamás lo vi atemorizarse.

Yo lo veía con admiración

e incredulidad por querer enfrentar

media tonelada de furia

buscando embestir un pedazo de trapo rojo.

Nunca supe de toros

Solo toqué unos cuernos disecados

con mucho asco lo recuerdo

y me las limpié en el pantalón blanco de gala.

Nunca supe de toros y su fiesta

y  me daba pavor verlos perseguir a los caballos

los únicos oles que he coreado

fueron en estadios de futbol

al ver al rival de mi equipo

                                humillado.

Y como coincidencia rara

fue en un estadio de futbol

donde lo vi por última vez.

Jamás supe de toros

y espero jamás saber

porque el maltrato de un animal

no es algo con lo que me guste “lidiar”

 

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Héctor Gándara
    24 marzo, 2017 en 16:00

    Pues te escribe Raúl Gándara!… Mira que como di contigo!… Gracias por tus palabras! Y aun continuo en esto! estamos por abrir una Escuela Taurina en Saltillo..

    Saludos Raul

    • 24 marzo, 2017 en 16:16

      Hey, mi buen qué bien que te hayas encontrado este texto. Lo publiqué hace mucho tiempo en una revista digital. De hecho ya casi no le pongo atención a mi espacio. Pero de ver que aún tiene visitas, voy a tratar de retomarlo.
      Un abrazo bien grande y que estés muy bien. A la que veo muy seguido es a tu mamá, al parecer somos vecinos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: