Inicio > Sin categoría > Po-si-bi-li-da-des°°°

Po-si-bi-li-da-des°°°

Como ya ando pedo, no tengo nada que decir y voy a subir uno de mis poemas favoritos…

de Renato Leduc, Anadyomena…

Patricia displicencia con que cruzas
la maravilla doble de tus
piernas.
Torno a la beatitud contemplativa
de mis ancestros, cuando te
contemplo,
y en tu hiperbórea doncellez presiente
augustas
lejanías,
Anadyomena.

Sólo un dios inmortal o una bestia
podrá
enfangar o sublimar tu carne.
va girando la noche. En mi penuria,
te
ofrezco la sortija de Saturno;
y la cauda nupcial de los cometas;
y el
joyel deslumbrante
de las constelaciones gigantescas…

Y pregunto a
Heráclito y Omar,
padres de mi desesperanza:
el viento que rizó su
cabellera,
el agua que besó su desnudez,
¿quién me puede decir dónde
está?
Patricia displicencia con que cruzas
la maravilla doble de tus
piernas.
Porque me sabes a tu arbitrio abusas;
porque conoces tu poder, me
infiernas.
Va girando la noche.
Y la deslumbrante secular del
sexo
clama por ti. -Hoy como siempre
las estrellas -heteras
tremulantes-
dejan caer su guiño a los mortales.

Hoy, como
siempre,
tu jactanciosa excelsitud me insulfa
posibilidades,
po~si~bi~li~da~des.

Anuncios
Categorías:Sin categoría Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: