Inicio > Sin categoría > Estúpida Violencia

Estúpida Violencia

No sé por dónde empezar…

y es que no me salen las palabras para expresar todo el coraje y asco que siento en este momento…

me acabo de enterar que ejecutaron al hijo de uno de mis más grandes mentores y al que llegué a considerar un excelente amigo.

Su nombre es Javier Sicilia, es escritor…

Aquí el enlace:

http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/89641

conocí a Javier, gracias a un curso que tomé en la Universidad, cuando estudiaba la carrera en Letras.

vino a ofrecernos un curso sobre Poesía y Mística, curso que en parte me ayudó a acercarme más a la poesía, ya que en lo personal, yo la detestaba.

Gracias a Javier, aprendí que “La Libertad de expresión no es un punto de partida, sino un punto de llegada”, pues no se puede hablar con libertad sobre algo que se desconoce.

Recuerdo que defendió mi idea de estar en contra del verso libre, pues ya cualquiera escribe “poesía”, sin tener conocimiento de las formas tradicionales.

Los días que Javier estuvo en mi ciudad, le hice el favor, con muchísimo gusto, de acompañarlo a recorrer los puntos turísticos obligados de la ciudad (Museo del Desierto, Alameda Zaragoza, Catedral, etc…)

Fueron días de aprendizaje total, de tertulias excelentes y de intercambio de anécdotas chuscas.

Le conté con vergüenza cómo me robé  los Versos Satánicos, de Salman Rushdie de la Infoteca Central, y él a cambio me compartió una de las historias más bellas de su juventud.

Me platicó que cuando era estudiante, optaba por ir a una librería, y se robaba los libros que necesitaba para sus materias, hasta que en una ocasión fue pillado.

Al momento de que lo llevaron con el dueño a rendir cuentas, éste lo reprendió y le dijo que lo iban a encerrar. A lo que Javier respondió-“¡Encerrarme, lo que deberían hacer es levantarme un monumento, cabrones, me estoy robando cultura, quiero instruirme, no cualquier pendejo se roba un libro”. Hecho que enterneció al dueño y le pareció divertido, además de sabio, a lo que hizo que lo soltaran inmediatamente y de allí naciera una excelente amistad entre ellos.

Me duele lo que puede estar pasando Javier en este momento.  Y aunque nunca volví a saber de él, recuerdo que él me alentó para que me pusiera a escribir, dijo que veía potencial en mí, aunque no lo tomé muy en serio.

Hace poco encontré uno de sus libros en una librería de las que venden los usados y lo compré, para leerlo y reordarlo, para volver a revivir al hombrecillo de cabello blanco y barba cana, que llevaba unos anteojos con muchísimo aumento y tenía una afición desbordada por el club de Futbol Veracruz.

El mismo que se dejó llevar con mi lectura de Piedra del Sol, de Octavio Paz. Se sentó en el piso, se recargó en la pared y cerró los ojos. Se fue dejando llevar por la lectura hasta quedarse plácidamente dormido. Tuve que despertarlo, con mucha pena, y su gesto, extasiado por la belleza del poema, fue una de las imágenes más representativas que tengo. Excelente lectura, me dijo. Me sentí bien, útil, especial.

Leo la noticia y no puedo evitar sentir impotencia y mucho coraje. Me duele que una persona tan talentosa, pero sobre todo tan humilde, tenga que enfrentar ese tipo de problemas. Quisiera poder estar con él para darle un abrazo y desearle pronta resignación, pero sé que tiene muchísima gente que lo estima y que está con él en este momento.

A lo mejor ya me extendí demasiado y no dije gran cosa, pero aunque sé que Javier quizá nunca lea esto. debe saber que tiene un alumno amigo totalmente agradecido por sus enseñanzasy sobre todo deséandole que logre salir de este trago amargo lo más pronto posible.

y por supuesto elevar una oración por su hijo para que esté con Dios y encuentre el descanso eterno…

Q.E.P.D

Juan Francisco Sicilia Ortega.

Anuncios
Categorías:Sin categoría Etiquetas: , ,
  1. Monyra
    29 marzo, 2011 en 21:10

    Hay Raúl, con razón me sonaba el nombre, si un hombre único, una persona muy original, no podrías encontrarte alguien como él tan fácilmente. Yo tmbién recuerdo que los acompañe al cerdo de babel y de ahí caminado por victoria hasta la alameda =). Sólo nos queda acompañarlo en nuestras oraciones por el eterno descanso de su hijo y una pronta resignación. saludos Raúl, sigo leyendo tu espacio =)

    • 30 marzo, 2011 en 07:43

      Gracias por tomarte el tiempo de leer, Mony, y sí, ojalá que la familia de Javier esté bien y encuentre pronta resignación.
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: