Ya no

Ya no mastico las estrellas

porque tienen gusto amargo,

porque me despostillaban los dientes

y era difícil tragarlas.

Ya no bebo dosis de luna

porque entraba en profundos letargos

porque me moría de a poquito

y permanecía embriagado.

Ya no degusto carnes rojas

porque me saturaban el organismo,

porque en tiempos de cuaresma es pecado

y sólo quiero pecar con tu carne…

Ya no duermo por las tardes

porque no quiero desperdiciar mis sueños

tengo escasos recuerdos de ellos

y prefiero compartirlos contigo.

Ya no recurro a la memoria,

porque no confío en mis recuerdos,

porque me traiciona el subconsciente

y olvido rostros y personajes ilustres.

Ya no veo televisión,

porque odio los comerciales,

porque no me programo con el contenido

y me aburre que me vendan milagros.

Ya no guardo rencores estúpidos,

porque aprendí a perdonar las ofensas

y porque vi una oportunidad nueva

de arreglar los parches del corazón…


Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: