Escucha el vaivén…

Escucha el
vaivén…

Las alas
rotas, el corazón despejado

Desayuno
continental en hotel de tres estrellas

Viaje de
infortunio.

Las hojas
caen sin ser octubre.

La Luna se llena con el mínimo susurro de
espirales.

Fluye
dentro de ti el ritmo.

 

Antes lo hacía sin sentido,

ahora es que toma forma

de gatos aullantes

puñetazo en el mentón

caída aparatosa y derribado yace el hombre.

 

 

Vaivén de sinsabores

Tú tan cercana en imaginación,

 en otra
ciudad desconocida.

Crepúsculos oscuros,

vueltas de nada.

Los perros aullan ante el paso silencioso de la
niña triste.

 

Jamás
apareciste…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s