Eleven

Se me volvió a pasar…

Había estado al pendiente de celebrar los 11 años de mi blog, y se me olvidó.

Pues bien hace más de tres horas que terminó el 24 de Febrero, la fecha oficial en la que nació este espacio de desventuras, desamor e incomodidad.

Aunque ha sido abandonado casi la mitad(si no es que más) de su vida, sigue vivo a pesar de su autor.

Y la idea es que viva lo más posible, porque siempre será parte de mí. Por lo pronto, espero que este 2018, no pase tanto tiempo abandonado.

Sigo agradeciendo a los que se asoman por acá, aunque no se encuentren nada interesante. Un abrazo cordial y espero que estos 11 años no hayan sido en vano.

 

Anuncios

Choose life

No necesito dar una explicación amplia de esta escena. Pero me quedo con un comentario que leí. Alguien pregunta por qué se le queda viendo Renton a Diane así… Y de pedo me transporté. Y no sé porqué razón asocié la forma en la que me enamoré de Lisbeth Salander, de Alejandra Vidal. De Aracely Tennembaum o de Viña Apsara. Incluso de Aurora. Todas ellas inalcanzables, prohibidas, Melpómenes en potencia.

Este post no tiene sentido porque no le supe dar forma. Pero quien vea la película o lea los libros en donde aparecen las mujeres citadas anteriormente, creo que sabrán a qué me refiero.

Decisiones… Son definitivamente las que nos marcan en la vida. Aunque no creo en las casualidades, sé que no supe aprovechar las oportunidades cuando las tuve.

En fin… Sin Yolanda, Maricarmen

Inminente

Nos vamos a ir olvidando

Poco a poco.

Cuando retomes la confianza.

Y yo la haya perdido por completo.

Y te aburrirás de mis quejas y desventuras.

Y encontrarás la salida por la puerta de atrás.

Nos olvidaremos de a poco.

Porque no somos añoranza. Porque llenamos un vacío temporal en los recuerdos. Porque era bien sentirse bien.

Me olvidarás por completo. Porque volverán a ti viejas costumbres. Y porque yo sigo estancado donde mismo.

Sin aspiraciones. Sin planes. Sin retorno.

Me olvidarás por conveniencia y te olvidaré por otras carnes, otra voz. Otra sonrisa.

Nos volveremos recuerdo y nos encontraremos en un futuro solitario, cuando ya no haya nada que perder, ni dar explicaciones a nadie. Cuando hayamos hecho pedazos nuestras vidas por seguir mostrando buena cara a las inclemencias del destino.

Diremos adiós inminentemente, sin decirlo y peor aún sin sentirlo.

Pero es lo que hay, y es lo que nos toca…

Mi torpe andar a tientas en el lodo…

Y así como muerte sin fin, voy acumulando frases aleatorias de canciones de cantina.

Vas cayendo.

Y no sabemos ocultar la cara de hastío. Voy con mi versión juvenil a un lado. Un patán sabelotodo que exige atención.

Vomitar la bilis. Incluir el mal humor. Releer Millenium y añorar que Blomkvist no se muera.

Qué haces cuando se te vuelve a juntar todo?

Fingir sonreír. Aunque no puedo, no quiero y por supuesto no lo hago.

Y han notado la barrera que pusiste porque no tienes un puto gramo de disimulo.

Sólo mueves la cabeza al compás del ritmo de la música.

Este sinsentido de escribir por escribir.

Porque sirve para relajarte. Ya estoy curado.

Ese sentimiento…

De cagarla en grande…

De un tiempo atrás había estado pensando en que tenía mucho tiempo de no sentir una especie de angustia por haber hecho algo mal. Si bien el 95 % o más de mis decisiones son erróneas, no había tenido esa sensación de cagarla en grande.

El fin de semana lo hice. En un acto completamente irresponsable, volví a cometer un error, sabiendo de antemano las consecuencias y peor aún siendo advertido de que este viaje no llevaba a ningún puerto.

Expuse a personas inocentes. Malentendí, algunas situaciones y ahora estoy embarcado monetariamente hablando.

Pude haber tenido el mejor fin de semana del mundo, porque de hecho lo fue. Pero la situación no me dejó disfrutarlo.

Aprendí algo de esto? Lamentablemente no. Sigo guiándome por mis estúpidas corazonadas. No me puedo quejar porque yo lo atraje y yo lo propicié. Que tuve suerte y personas que se preocupan por mí para apoyarme fue una enorme bendición, pero ya ante ellas quedé también como un verdadero imbécil.

Algún día cambiaré? Lo dudo mucho. Debo seguir engañándome creyendo que todo va a cambiar porque sólo así libero un poco el sentimiento de culpa. Afortunadamente no hubo consecuencias realmente graves pero fue algo que se pudo evitar completamente.

Ese ir de fracaso en fracaso se supone que debe de servir como experiencia, pero creo que yo ya lo estoy profesionalizando.

Hace poco hablaba de Talentos y creo que ya descubrí los míos, aunque no son para enorgullecerse…

Ahora es que siento esas palmaditas en la espalda diciendo “te lo advertí”…

Y yo sólo bajo la cabeza, cierro los ojos y espero con fuerza el putazo, aunque no llega, y eso es precisamente lo peor. La incertidumbre de no saber cuándo, ni por dónde va a llegar.

Mi nuevo vicio

Últimamente me estoy clavando mucho con esta banda. Me la recomendaron y me gustó. Como soy muy mamón y no le pongo mucha atención a lo nuevo. Estoy seguro que si me hubieran dicho que los escuchara en la época en la que estaban en boga, me hubiera cerrado completamente y ni me hubiera tomado la molestia.

Me acuerdo en particular de un capítulo de South Park en el que Stan escucha música y todo lo que escucha le parece mierda y literalmente ve a la gente hablar y escupir mierda. Y al consultarlo un médico, le explica que es un proceso o enfermedad en que todo le va a parecer así porque es un pelmazo pedante y prepotente. Creo que estaba y sigo estando en esa etapa. Si no eran mis bandas, no me gustaban. Y luego mis bandas me decepcionaron y me cerré a escuchar lo viejito.

Ahora que me he abierto un poco más estoy descubriendo cosas interesantes. Por cierto. Estas canciones me están ayudando a viajar.

Recientemente he optado por consumir cannabis de manera regular. Aparte de que me ayuda a dormir mejor, me ayuda a liberarme de tensiones y he tenido muy buenos trips. También por la parte emocional y espiritual he sentido ligereza.

Aunque alguien ya me regañó, porque dice que mi comportamiento es autodestructivo. Si supiera que es todo lo contrario. Lástima que mucha gente sigue satanizando la marihuana por lo que escucharon en las noticias.

Bueno ya le di mucha vuelta y en realidad sólo quería expresar que me late un buen Porter. Y que sus rolas me hacen viajar muy chingón.

Altamente recomendables. Aunque no fumen. Échense un clavado en sus rolas. Vale la pena.